martes, 9 de marzo de 2010

SORDERA PROFESIONAL

ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA DEL OÍDO:
La audición es un proceso complejo encaminado a percibir las ondas sonoras que se propagan en el aire, convertirlas en estímulos eléctricos nerviosos y transmitirlas a la corteza cerebral, donde se procesan e identifican como sonidos.
El oído es el órgano responsable de la audición. De forma esquemática se exponen cada una de sus partes y su funcionamiento.
El oído SE DIVIDE EN TRES PORCIONES CLARAMENTE DIFERENCIADAS:
-OÍDO EXTERNO
-OÍDO MEDIO
-OÍDO INTERNO
OÍDO EXTERNO
Lo constituye "la oreja" o Pabellón Auditivo, cuya función es la de "recoger" y amplificar la onda sonora, y canalizarla hacia el conducto auditivo externo, que finaliza en el tímpano.
El tímpano es una membrana elástica que obtura completamente el conducto y hace de frontera entre el oído externo, y el oído medio.
En el tímpano sano, al recibirse la onda sonora se produce un movimiento vibratorio.
OÍDO MEDIO
Es una cavidad excavada en el espesor del cráneo, comunicada con la faringe mediante un conducto denominado Trompa de Eustaquio, que sirve para que la presión atmosférica existente en el oído externo y la presión en el oído medio sean iguales.
Al subir o bajar puertos de montaña se nota un "ensordecimiento" debido a que disminuye o aumenta, respectivamente, la presión atmosférica exterior.
Ello implica que la membrana del tímpano se abomba a la tensión, disminuyendo su capacidad de vibrar. Cuando espontáneamente, o por algún movimiento de la mandíbula se "abre" la Trompa de Eustaquio, se igualan bruscamente las presiones en el oído medio y el exterior, y se produce el típico "destaponamiento".La parte "noble" del oído medio la constituye el sistema osicular de transmisión”: los pequeños huesecillos que son los encargados de trasmitir la vibración hasta el oído interno. El Martillo, tiene una prolongación fina adosada al tímpano, que recibe las vibraciones de éste. El Martillo transmite esta vibración al Yunque, con el que está articulado.Este, a su vez, contacta con el Estribo, un pequeño hueso que se acopla perfectamente a una ventana cerrada con una membrana, la Ventana Oval. La Ventana Oval separa el oído medio del oído interno, y a ella se aplica el movimiento vibratorio del tímpano, transmitido y amplificado por la cadena de huesecillos.
OÍDO INTERNO
El oído interno es la parte neurológica del oído, donde se encuentran los receptores que convierten las vibraciones mecánicas en impulsos nerviosos. El oído interno se llama también "Caracol" o "Cóclea" porque es un sistema tubular enrollado en forma de caracol, excavado en el hueso craneal. Las vibraciones del Estribo se transmitan por la Ventana Oval al oído interno.
En éste, relleno de líquido, se produce una "ola" vibratoria que introduce la vibración en todas las estructuras del oído interno y que termina en la Ventana Redonda, que da al oído medio.
La ola líquida, a su paso, hace vibrar el Conducto Coclear.
Mirando de frente un corte dado a nivel transversal, entenderemos el mecanismo último de la audición :La onda vibratoria en el oído interno, que "va" en un sentido por la Rampa Vestibular y "vuelve" por la Timpánica, hace vibrar la Membrana Basilar, con lo que las células pilosas del Órgano de Corti "rozan" con la Membrana Tectoria.
Este roce da lugar al impulso nervioso, que se transmite al cerebro, donde se identifica el impulso como sonido. A lo largo del Caracol funciona este mecanismo, pero no todas las células de Corti son capaces de recoger todos los sonidos: Las más próximas a las ventanas recogen los sonidos más agudos y las más lejanas los más graves.

HIPOACUSIA O SORDERA PROFESIONAL
El ruido lesiona el oído interno, siendo los tonos agudos más nocivos que los graves.
Los tonos agudos son los que se producen con más frecuencia en el medio industrial.
De ahí que el examen audiométrico de los trabajadores/as que han estado sometidos a una exposición prolongada a altos niveles de ruido revela, pérdida de agudeza auditiva en las gamas de frecuencias más altas: entre 3.000 y 6.000 Hz, y en particular, alrededor de los 4.000 Hz.
La lesión comienza alrededor de los 4.000 Hz, y luego se extiende a las frecuencias más próximas. Con el tiempo va ampliándose hasta afectar a la BANDA CONVERSACIONAL (son las frecuencias entre 500 y 2.000 Hz). Estas frecuencias se corresponden con las que "normalmente" emite la voz humana.
Según informes de la Organización Internacional para la Normalización (ISO), los trabajadores/as que han sido expuestos a intensidades superiores a 85 dB, es característica la pérdida auditiva por ruido.
El ruido destruye las células ciliadas del órgano de Corti (en el oído interno), dando lugar a una HIPOACUSIA NEUROSENSORIAL PURA (DE PERCEPCIÓN), con disminución de los niveles de audición tanto por vía aérea (a través del oído) como por vía ósea (transmisión del sonido a través del cráneo). Esta sordera, además de ser de percepción, es irreversible, es decir permanente, ya que no se recupera la audición y no existe tratamiento.
La utilización de audífonos (amplificadores del sonido) mejora únicamente la sensación subjetiva de la persona, sobre todo en sus primeras fases de evolución de la sordera, pero no resulta eficaz porque la lesión está en la percepción, y no en la transmisión de los sonidos.Por otro lado, es una lesión progresiva, dependiendo de la intensidad y tiempo de exposición al ruido, va avanzando inexorablemente.
Para entender las alteraciones en la percepción de los sonidos, suele utilizarse el siguiente ejemplo: Es como si se pretendiera escuchar la grabación de un disco, que está en condiciones correctas, en un equipo adecuado, sin deterioro, se conectan los pulsadores...etc. pero es imposible oírlo si no hay conexión a la red. El defecto en la conexión, impedirá oír la grabación, aunque se accione el mando del volumen.
A efectos preventivos, es interesante destacar, que el comienzo de esta pérdida auditiva, típicamente en la banda de los 4.000 Hz (escotoma), en algunas personas se encuentra en los 6.000 hz el indicativo de inicio de lesión.
Las frecuencias de 4.000 - 6.000 Hz no están incluidas entre las utilizadas en la banda conversacional, por lo tanto, la persona no se da cuenta de la pérdida auditiva en su comienzo, pues aún no tiene dificultades para oír la voz humana. Cuando se siente que hay cierta dificultad para escuchar la voz, ya es un estadio muy avanzado, y a partir de ahí la sensación de pérdida presenta una evolución afectando incluso la esfera social de la persona.
Como se ha citado, es una hipoacusia irreversible, no tiene tratamiento, y afecta a los dos oídos (bilateral) de forma similar (simétrica). Esta es la forma más frecuente, pero no hay que descartar que en algunos casos, afecta a un solo oído. Por ejemplo: cuando la fuente sonora no es ambiental sino que proviene de un lado solamente. Un ejemplo característico es la sordera del oído izquierdo del conductor, cuando el ruido del exterior de fábrica lo recibe por ese lado de la ventanilla abierta, permaneciendo sano el otro oído porque la propia cabeza realiza la función de apantallamiento.
La demostración de unilateralidad de la lesión, es sencilla de comprobar mediante el estudio de las condiciones del puesto de trabajo.
Para confirmar el origen profesional de esta sordera, además de las características descritas, se añade la existencia de una historia de exposición profesional a los niveles elevados de ruido.Una forma de facilitar estos datos, se realiza incluyendo en el archivo de Salud Laboral, los resultados de las mediciones efectuadas en los puestos de trabajo (sonometrías).Además es necesario descartar la existencia de hipoacusias de otro origen, como las de transmisión, o las originadas por causas tóxicas o infecciosas.(También es posible encontrarse una asociación de sordera profesional con otras lesiones añadidas, por ejemplo: una otitis de repetición (infección) por el uso de un protector inadecuado junto a sordera... etc.
Debe tenerse en cuenta que se añade el envejecimiento natural del oído por la edad, y que afecta de forma diferente.

LA HIPOACUSIA O SORDERA PROFESIONAL (REAL DECRETO 1995/1978, DE 12 DE MAYO, POR EL QUE SE APRUEBA EL CUADRO DE ENFERMEDADES PROFESIONALES EN EL SISTEMA DE LA SEGURIDAD SOCIAL, - B.O.E. DE 25 DE AGOSTO)
Es una lesión de carácter definitivo causada por ENFERMEDAD PROFESIONAL (Art. 140 de la LEY GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL de 30-05-1974).Y susceptible de indemnización económica, descrita en el apartado "Órganos de la audición" del BAREMO ACTUALIZADO DE LESIONES MUTILACIONES Y DEFORMACIONES DE CARACTER DEFINITIVO Y NO INVALIDANTE (O.M. 5 Abril 1974).
También puede ser calificada como INCAPACIDAD PERMANENTE EN GRADO DE PARCIAL (LEY GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL) cuando incapacita para la realización de al menos el 33% de las tareas principales de su profesión habitual, y/o supone un riesgo añadido en sus funciones (Ejemplo: no poder comunicarse o entender avisos, no oír alarmas...etc.), y siempre dependiendo del grado de lesión. En este caso se corresponderá con una indemnización equivalente a 24 mensualidades de su salario base (según cotización), no dando lugar tampoco a la extinción del vínculo laboral.
En algunos Convenios, y procurando una mejora de la protección del trabajador/a, está articulada la posibilidad de cambio de puesto de trabajo, para librar de la exposición al riesgo que ha lesionado. En este caso, debe acordarse además que no suponga ningún detrimento sobre la percepción salarial.
Las indemnizaciones económicas a que se ha echo mención anteriormente, en ningún caso competen a la Empresa (salvo que sea autoseguro), y corresponden a la Entidad Aseguradora (Mutua), o en definitiva al INSS. (Se cita porque: existen Convenios donde se menciona que estas indemnizaciones las pueda descontar la Empresa del salario del trabajador/a. Esta situación, que pudiera ser un error de origen interpretativo, o por fallo de información, precisa ser evitado, ya que en la práctica se convierte en un aporte económico para la Empresa, y no para el trabajador/a, que precisamente es quien la padece. Supondría una situación extraña que motiva incrementar los riesgos en el trabajo, porque cuantos más lesionados existieran, aumentaría el aporte económico para el pago de sus salarios).
Otro dato importante para tomar precauciones, es que la calificación de Incapacidad Permanente Parcial, o de "capacidad disminuida" (en Convenios) por sordera, pueda ser compatible para el acceso o permanencia en algunos puestos de trabajo.
Este aspecto queda referido a los "baremos de aptitud" que determinan algunas empresas para su aplicación interna. Es imprescindible la intervención sindical en este terreno, evitando situaciones como procedimientos discriminatorios, o de reducción de puestos de trabajo, entre otras.
TIPOS DE HIPOACUSIAS
La sordera profesional es la pérdida de la audición causada por determinadas condiciones de trabajo.El derecho a indemnización varía según los países, por ejemplo en Italia, hay un listado con 22 tipos de actividades, y los traumas sonoros agudos se consideran como accidentes de trabajo.
En España el derecho a indemnización por sordera figura en el cuadro de lesiones permanentes no invalidantes)
TIPOS DE SORDERA O HIPOACUSIA PROFESIONAL:
· HIPOACUSIA POR EXPOSICIÓN A RUIDO
· HIPOACUSIA POR TRAUMA BAROMÉTRICO DEL OÍDO MEDIO
· HIPOACUSIA CONSECUTIVA A EMBOLIA GASEOSA
· BIPOACUSIA POR TRAUMATISMOS CRANEALES O CRANEOFACIALES
· HIPOACUSIA POR EXPOSICIÓN A AGENTES TÓXICOS INDUSTRIALES

HIPOACUSIA POR EXPOSICIÓN AL RUIDO
HIPOACUSIA POR TRAUMA BAROMÉTRICO
Es una lesión en la membrana timpánica del oído medio causada por variaciones bruscas de la presión barométrica asociadas con los cambios de la función normal de la trompa de Eustaquio. Se pueden producir de dos formas similares, por aumento de presión o por disminución de la misma en inmersiones marinas rápidas, o cuando un buzo emerge a la superficie, en picados intensos de aviación, y en aterrizajes a excesiva velocidad. Hay un taponamiento del oído medio con dolor de moderado a intenso, y hemorragia en caso de rotura timpánica. La prevención se basa en la correcta ejecución de la descompresión endotimpánica y el tratamiento de cualquier afección rino-faríngea que pueda causar estenosis de la trompa de Eustaquio.HIPOACUSIA POR EMBOLIA GASEOSA
Cuando se ha respirado aire a presiones elevadas, existen grandes cantidades de nitrógeno disuelto en la sangre. Si el retorno a la presión normal no se realiza correctamente, surgen embolias por el paso de este nitrógeno de la sangre a los tejidos. Entre los síntomas surge una hipoacusia, que será irreversible, con zumbidos y alteraciones del equilibrio.
HIPOACUSIA POR TRAUMATISMO CRANEAL O CRANEOFACIAL
Se debe a una fractura del cráneo (por un golpe en el mentón que causa la incrustación del cóndilo mandibular, rompiendo el tímpano o los huesos del oído medio,... que causaría una hipoacusia de transmisión) o a una conmoción cerebral sin fractura. En este último caso la pérdida de la audición es de tipo sensorial, y generalmente monolateral.
HIPOACUSIA POR AGENTES TÓXICOS
Hay tóxicos que afectan las estructuras nerviosas del oído: de origen industrial (ototoxicidad), ingestión determinados fármacos o medicamentos (la fabricación de los medicamentos no parece causar sordera), por ejemplo: alcohol, plomo, monóxido de carbono, mercurio, disulfuro de carbono, y ciertos solventes como el benceno y tricloroetileno.

CÁLCULO DE PÉRDIDA AUDITIVA

EARLY LOSS INDEX (E.L.I.). Es un índice de pérdida precoz, de origen profesional. Se evalúa la pérdida en dB a 4000Hz, restándole la estimación de presbiacusia:
VALOR DE LA PRESBIACUSIA
EDAD dB VARONES dB MUJERES
25 0 0
30 3 2
35 7 3
40 11 5
45 15 8
50 20 12
55 26 15
60 32 17
65 38 18
PERDIDA GRADO CLASIFICACION CORREGIDA ELI AUDICION
- 8dB A Excelente
- 8-14 dB B Buena
- 15-22 dB C Normal
- 23-29 dB D Sordera sospechosa
- + 30 dB E Sordera clara
SPEECH AVERAGE LOSS (S.A.L.). Índice de pérdida conversacional. Se calcula la pérdida media en frecuencias conversacionales para cada oído (dB 500 Hz + dB 1000 Hz + 2000 Hz)

PERDIDA MEDIA GRADO SAL AUDICION CONVERSACIONAL
- 16 dB (oído peor) A Normal
- 17-30 dB (algún oído) B Dificultad de oír la voz baja
- 31-45 dB (oído mejor) C Dificultad de oír la voz de tono normal
- 46-60 dB (oído mejor) D Dificultad de oír la voz de tono elevado
- 61-90 dB (oído mejor) E Dificultad de oír salvo la voz amplificada
- 91 –100 dB (oído mejor) F Dificultad de oír, incluso con amplificación

GRADOS CLASICOS: para rápida valoración a la vista de la audiometría.
HIPOACUSIA GRADO I: Escotoma a 4000 Hz, con recuperación a 6000Hz.
HIPOACUSIA GRADO II: Escotoma a 4000 Hz, ampliado hacia agudos.
HIPOACUSIA GRADO III: Escotoma amplio que interesa banda conversacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada