BAREMO PARES CRANEALES

Primer par craneal o nervio olfatorio
La falta de sentido del oftato se valorará con 0%.
Segundo par craneal o nervio óptico
La valoración de la discapacidad producida por afecciones del nervio óptico se realizará según los criterios especificados en el baremo de sistema visual.
Tercer par craneal o motor ocular común
Cuarto par craneal o patético
Sexto par craneal o motor ocular externo
Son nervios que inervan los músculos que mueven los ojos y controlan el tamaño de la pupila, por lo que la alteración que derive de su afección, deberá valorarse siguiendo los criterios descritos en baremo correspondiente al baremo del sistema visual.
Quinto par craneal o trigémino
Es un nervio mixto que posee fibras sensoriales para la cara, la córnea, parte anterior del cuero cabelludo, cavidades nasales, cavidad oral y duramadre supratentorial, y fibras motoras para los músculos de la masticación. La neuralgia del trigémino puede ser grave e incontrolable. Si cumple los criterios para ser considerada como permanente, habiéndose agotado toda posible medida terapéutica, la valoración se hará según los criterios siguientes:
- dolor neurálgico facial leve o moderado no controlado: 1 a 24%
- dolor neurálgico facial intenso uni o bilateral no controlado: 25 a 35%
El déficit motor puede afectar a la masticación, deglución y fonación. La valoración se efectuará siguiendo los criterios descritos en los baremos correspondientes.
Séptimo par craneal o facial
Es un nervio mixto cuya parte motora inerva los músculos faciales de la expresión y los músculos accesorios de la masticación y deglución. La pérdida sensorial relacionada con el nervio facial no interfiere con las actividades de la vida diaria del paciente, por lo que se le asignará un porcentaje de discapacidad de o%. La perdida de gusto no se considerara una deficiencia discapacitante. La valoración de la discapacidad debida a deficiencia facial motórica, se realizará siguiendo los criterios de la tabla 2.
Tabla 2: criterios para la valoración de la discapacidad por deficiencia del nervio facial y región adyacente.
Octavo par craneal o auditivo
Su componente coclear tiene relación con la audición y su componente vestibular con el vértigo, sentido de la posición y la  orientación espacial.
Noveno par craneal o glosofaringeo
Décimo par craneal o vago
Son nervios mixtos que envían fibras al tercio posterior de la lengua, faringe, laringe y traquea, por lo que sus alteraciones pueden dificultad la respiración, deglución, habla y funciones viscerales. La discapacidad originada por estas deficiencias se valorará según los criterios descritos en los baremos correspondientes. La neuralgía glosofaringea persistente a pesar del tratamiento, se valorará con los mismos porcentajes que se adjudican a la neuralgía del trigémino.
Onceavo par craneal o espinal
Participa junto al nervio vago, en la inervación de músculos laríngeos, pudiendo verse afectada la deglución y el habla cuya valoración se trata en otros baremos. También inerva músculos cervicales (esternocleidomastoideo y trapecio) pudiendo afectar al giro de la cabeza y movimiento de los hombros. En este caso se valorará la discapacidad secundaria a estas deficiencias siguiendo los criterios del baremo del sistema musculoesquelético.
Doceavo par craneal  hipogloso
Es un nervio motor que inerva la musculatura de la lengua, por los que su déficit bilateral podría causar alteraciones en la deglución, respiración y fonación, debiéndose valorar la discapacidad en el baremo que corresponda.