FALLECIMIENTO POR ACCIDENTE DE TRABAJO

La muerte del trabajador constituye accidente de trabajo siempre y cuando entre aquélla y éste existe la necesaria relación de causalidad.
La relación de causalidad en estos supuestos tiene las siguientes peculariedades:
1. Se aplica la presunción "iuris et de iure" - que no admite prueba de contrario - de que la enfermedad o accidente laboral es causa de la muerte cuando se tenga reconocida una incapacidad permanente absoluta o gran invalidez derivada de contingencias profesionales. Si no media la citada incapacidad permanente absoluta o gran invalidez, la presunción de la relación causal desarapece; pero cuando entre el accidente y la muerte no han transcurrido más de cinco años, puede probarse que la muerte se debe al accidente de trabajo o a la enfermedad profesional.
2. Si sólo se tiene reconocida incapacidad permanente total se exige la acreditación de que tal fallecimiento fue debido a dicha enfermedad profesional.
3. Si el fallecimienti es consecuente a una enfermedad profesional, se admite le prueba, cualquiera que sea el tiempo transcurrido, de la existencia de relación de causalidad.