PRESUNCIÓN DE ACCIDENTE DE TRABAJO

Las lesiones sufridas durante el tiempo y en el lugar de trabajo gozan de una especial consideración en virtud de la presunción iuris tantum (salvo prueba en contrario), de su calificación como accidente de trabajo. Pero se requiere para que la presunción sea de aplicación la doble exigencia de que la lesión que sufra el trabajador se produzca durante el tiempo y en el lugar del trabajo.
La presunción de laboralidad no sólo se aplica a los accidentes ocurridos durante el tiempo y en el lugar de trabajo, sino que tambien se aplica a las enfermedades que se manifiestan durante el mismo.